Plato principal

 

IMG_20171016_133934

Llegamos al plato fuerte, aquel que normalmente hacemos para la comida o incluso para la cena, un plato único o combinado con un primero ligero que nos aporte los nutrientes equilibrados y necesarios para seguir con el resto del día o para irnos a dormir sin pesadez y sin sobrecargar nuestro organismo con un exceso de trabajo y un gasto de energía innecesario por tener que hacer la digestión.

Pastas, arroz, legumbres, incluso ensaladas que por su valor nutricional tan completo pueden tomarse como plato único y completo. Las proteínas, en este caso, son de origen vegetal y vendrán de alguna de las combinaciones siguientes: legumbres+frutos secos, cereales+frutos secos, legumbres+cereales, o derivados de la soja (tempeh, tofu, seitán*).

*si tienes intolerancia al gluten, debes evitar el consumo de seitán!