Mis green smoothies

IMG_20180204_072341

Estos zumos verdes o, bien o mal llamados “detox”, son habituales en mi alimentación, tanto en invierno como en verano.

Lo de “mal” llamados Detox tiene una justificación para mí, y es que el motivo de su consumo no debería ser simplemente  el de depurar o eliminar toxinas, y mucho menos el de adelgazar, porque considero que antes de eso, sobretodo, son alcalinizantes, remineralizantes, antioxidantes, vitalizantes, nutritivos, etc… Quiero decir con ésto que su efecto détox es uno más, pero no debe ser solo esa la razón por la que queramos incluirlos en nuestros hábitos alimenticios.

Pueden proteger y cuidar nuestra piel, fortalecer nuestro sistema inmune, detoxificar nuestro hígado, bazo, páncreas, combatir trastornos respiratorios y alergias, mejorar el estado de nuestro cabello y  uñas, renovar y proteger nuestra flora intestinal, mejorar el estreñimiento y la retención de líquidos, ayudarnos a eliminar toxinas y metales pesados de nuestro organismo, etc..En definitiva, no sólo hay que pensar que son zumos “adelgazantes”, porque sus beneficios son muchos otros y porque su efecto no será adelgazante si tus hábitos alimenticios y estilo de vida no los acompañan.

Por otra parte, antes de realizar cualquier tipo de dieta “detox” o pauta alimenticia basada únicamente en zumos verdes, es recomendable un ayuno previo que permita asimilar  todos sus nutrientes y que tu flora intestinal los absorba mejor, pero siempre supervisado por alguien con conocimiento en la material. Una buena manera de integrar el ayuno en nuestra rutina diaria y permitir que el hígado y nuestro organismo “descanse” las horas suficientes es cenar temprano y por la mañana tomar sólo una vaso de agua tibia con limón, entre media hora y 1 hora antes de desayunar.

Por otra parte, si vas a seguir , aunque solo sea un día,  este tipo de dieta, asegúrate de elegir bien los ingredientes, (ecológicos, por favor) y de combinarlos adecuadamente:  1 tipo de verdura de hojas verdes (espinacas, berros, kale, lechuga…+ 1 verdura de raíz (remolacha, zanahoria, pepino, apio…) + 1/2 tipos de fruta de temporada. Procura que su contenido en fruta sea siempre inferior al de verduras y hortalizas, para evitar un aporte excesivo de azúcares. Compleméntalos con semillas, polen, germinados, para reforzar aún más sus propiedades nutricionales.

No te recomiendo, en ningún caso, basar una dieta de adelgazamiento únicamente en este tipo de zumos. Cualquier dieta para reducir el peso corporal o mejorar la composición corporal debe estar supervisada por un profesional y,  preferiblemente, mediante un proceso de coaching nutricional para que te acompañe y te ayude a definir tus objetivos y la mejor estrategia para conseguirlos, basada siempre en tus motivaciones y en tus obstáculos personales.

Y agradeciéndote que hayas leído todo lo anterior, vamos con algunas ideas de zumos clasificadas por su propiedad más importante (además del “detox”), según sus ingredientes.

Están pensados para hacerlos con licuadora pero,  si no dispones de una, puedes hacerlos en la batidora y añadir un poco de agua mineral o filtrada si te falta líquido para batir. Recuerda que,  en ese caso, es posible que queden sin triturarse del todo algún tallo o piel de la fruta o de la verdura; te recomiendo que los tomes tal cual, sin filtrarlos, para aprovechar al máximo las vitaminas y la fibra, pero eso lo dejo a tu elección.

Y por último, no temas a probar o cambiar algunos ingredientes, puede que descubras sabores nuevos que te gustarán aún más:

  1. Vitalizante: 1 manzana + 1/2 pepino + 1 puñado pequeño de espinacas + 2 ramitas de apio + 3 ramitas de perejil + 1 trocito de ralladura de raíz de jengibre
  2. Concentración y energía: zumo de 1 pomelo+ 1 manzana+ 1 pera + 2 ramitas de apio + 1/2 limón + 1 trocito de ralladura de raíz de jengibre
  3. Descongestionante de la piel: 2 rodajas de piña natural + zumo de 1 naranja + 1/2 pepino + 2 ramitas de apio+ 1 trocito de ralladura de raíz de cúrcuma
  4. Anti-anémico: 2 raíces de remolacha + 1 manzana + 2 zanahorias + 2 ramitas de apio + zumo de 1 limón + 1 trocito de ralladura de raíz de cúrcuma
  5. Sistema inmune: zumo de 2 pomelos + zumo de 1/2 limón + 1/2 pepino + 3 hojas de menta fresca + 1 c.s. de polen de abeja + 1 trocito de ralladura de raíz de jengibre

Si has hecho alguna de estas recetas, compártela en las redes con el hashtag “fitoneat” para saber de ti!