Entrena tu alimentación

Porque para un buen rendimiento, no debes centrarte únicamente en tu entrenamiento. Querer dar lo máximo de nosotr@s físicamente estará íntimamente relacionado con aquello que comemos, sí o sí….un día de excesos o de comer desequilibradamente puede que no te pase factura, pero si lo haces continuamente,los efectos de estos desequilibrios no se harán esperar y seguramente te sentirás cansado, desmotivado y tendrás un mayor riesgo de sufrir lesiones.

El entrenamiento, su frecuencia y calidad, así como el descanso y la calidad del sueño, son factores imprescindibles, pero la alimentación es, sin duda, fundamental. Otra cuestión es nuestra predisposición genética, pero también ésta última, está demostrado que puede mejorarse a través del resto de los factores mencionados.

Igualmente, en lo que a alimentación se refiere, no solo es importante recuperarse (nutricionalmente) después del entreno, sino preparar a nuestro organismo a afrontar el próximo entreno en el estado más óptimo. Esto te ayudará a lograr el máximo rendimiento muscular y a recuperarte más rápido del esfuerzo.

Dicho esto, te diré a continuación cuáles son aquellos nutrientes que bajo ningún concepto debes pasar por alto en tu dieta si quieres conseguir, mantener o mejorar tus objetivos deportivos; porque no todo es la proteína, o los hidratos…

  • Hidratos de carbono y grasas: son el combustible energético esencial para combatir la fatiga o el cansancio. Debes distribuir su consumo a lo largo del día y no solo después de entrenar. Pero está claro, que siempre serán hidratos y grasas “buenas”; nada de azúcares añadidos, bollería o grasas saturadas de productos procesados. ¿Y cuáles tomar entonces? pasta y arroz integrales, legumbres, fruta (entera mejor que zumos)…y grasas como aceite de oliva, frutos secos, aguacate, pescado azul, semillas….
  • Proteínas: por supuesto, es imprescindible tomarlas para recuperar el tejido muscular. Se encuentra en los lácteos, pescado, carnes, huevos y sí, también en legumbres,  si las combinas con algún cereal (Ej.: arroz y lentejas, quinoa y guisantes, garbanzos y arroz, etc.) obtendrás una fuente de proteínas completa.
  • Vitaminas y minerales: porque es muy común olvidarse de estos micronutrientes cuando hablamos de alimentación pre o post-entreno, y son igualmente imprescindibles para evitar caer en lesiones, para recuperarnos después de un esfuerzo y porque participan en el proceso de asimilación del resto de nutrientes. Los encuentras de las frutas y las verduras, preferiblemente  frescas, de temporada y crudas o poco cocidas, para aprovechar todas sus propiedades y su poder anti-oxidante.
  • Y por último, aunque no se trate de un nutriente en sí mismo, es igualmente fundamental para una buena condición física: el reposo o descanso activo. Intenta combinar períodos de descanso entre los días de actividad física, sobre todo, si es intensa o de larga duración, para ayudar a tu organismo a recuperar tejidos y acumular los  recursos energéticos que necesitará para el próximo desgaste físico. Recuerda dormir un mínimo de 7 horas diarias y alternar diferentes tipos de entrenamiento (cruzado) en caso de que no quieras hacer un reposo totalmente pasivo: pilates, natación, fuerza, ciclismo indoor, etc.. dependiendo de cuál sea  tu actividad física o deporte principal. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s