Antioxidantes…y que se pare el tiempo

Continuamente oímos hablar de los antioxidantes como algo esencial para mantenernos jóvenes, como un recurso anti-envejecimiento infalible, como si fuesen ….casi un milagro anti-edad. Y lo cierto, (por esta vez!)  es que sí, deberías creerlo, porque son todo un regalo de la naturaleza para mantenernos saludables. Te explico a continuación el porqué.

Nuestro organismo está expuesto desde que nacemos a agresiones internas o externas, causantes de agentes de oxidación, denominados radicales libres (factores genéticos, ambientales, alimentación, contaminación, stress, tabaco, aditivos químicos, etc..).

Esto provoca un daño constante y progresivo a nuestras células, órganos, tejidos, etc., que, si bien hasta cierto punto es un proceso normal (envejecimiento natural), cuando se sobrepasa la cantidad de radicales libres que el organismo por sí mismo puede llegar a eliminar, produce un envejecimiento patológico o acelerado.

La función de nuestro organismo es siempre deshacerse de estos desechos o toxinas mediante sustancias procedentes de alimentos que favorezcan su eliminación, y que son los conocidos antioxidantes. Nuestro organismo los fabrica por sí solo, pero  de manera  limitada; por eso, deben ser reforzados y garantizados  a través de nuestra dieta.

¿Y en qué alimentos los puedes encontrar? vegetales, verduras y frutas, aceite de oliva, cacao, té verde, brócoli, vino tinto, pipas de calabaza, son algunos de ellos. Es igualmente importante evitar alimentos refinados, azúcares y grasas trans y saturadas (puedes repasar aquí cuáles son), porque entorpecen esta función natural de autodefensa y de depuración de nuestro organismo.

Puedes introducir estos alimentos “rejuvenecedores” en tu cocina, teniendo muy en cuenta que con cocciones largas o altas temperaturas, superiores a 100ºC,  la mayoría de ellos pierden sus propiedades. 

Aquellos que son de color naranja, como las zanahorias y la calabaza, se aprovechan mucho mejor añadiendo un poco de grasa a la hora de consumirlos (aceite de oliva, frutos secos, semillas).

COVERPIC

Espero que esta información te haya resultado  útil e interesante. Si tienes cualquier duda, sabes que puedes contactar conmigo; ¡te responderé encantada!

Un saludo y hasta pronto 🙂

Noemi Reyes